09 Diciembre 2020

Be and Feel: Un emprendimiento que se hace sentir

Posted in Bogotá, Economía

Be and Feel: Un emprendimiento que se hace sentir

Por. Daniela Sánchez Martínez

Be and Feel es un emprendimiento que circula por las redes sociales, especialmente por Instagram, inclinado hacia la moda, que hasta el momento se enfoca en la venta de productos de tres líneas: diversas prendas de ropa, pijamas y accesorios. Son productos propios, de muy buena calidad y a un precio muy accesible.

Los emprendimientos que han surgido durante esta pandemia, a causa de las dificultades económicas han sido masivos en los últimos meses. Be and Feel, es una de esas pequeñas empresas que deben su nacimiento al Covid-19.

Este emprendimiento tiene como pioneras a Daniela Cuenca Hernández y su hermana Cristina Hernández. Por un lado, Daniela es una joven periodista, amante de la moda. Por otro lado, Cristina es diseñadora de modas, con un viejo sueño de crear su propia marca de ropa. Ellas forman el complemento perfecto para iniciar con este interesante proyecto, que no solo incluye moda y belleza, sino también sensibilidad, sacrificio y mucho compromiso.

La microempresa comenzó a funcionar en el mes de agosto, pero la marca fue creada en junio de 2020, cuando a Daniela se le ocurrió unir sus dos pasiones: la comunicación social y la moda, para crear una forma de ingreso, que era tan necesaria en momentos de pandemia. Las dudas iban y venían, teniendo en cuenta los productos que se usarían, el nombre de la empresa, y sobre todo el dinero que se debía invertir. Aun así, junto con su familia, especialmente su mamá y su hermana, decidieron empezar a moldear este bonito proyecto.

“A mi se me entra una idea y como sea la tengo que hacer. O gano o pierdo, pero no me quedo con el sinsabor de qué hubiese pasado si hubiese hecho esto o no. Si no me va bien, no importa, es saber que hice las cosas bien y con amor desde el principio”. Con estas palabras, Daniela enfatiza en su pasión por hacer que ese pequeño proyecto pueda convertirse en una referencia importante en el mundo de la moda, sin embargo, por encima de los productos y el negocio, lo más importante es el cliente, el buen trato y la calidad del servicio; es por eso que Be and Feel es el prospecto de una “marca amiga”.

La iniciación no fue fácil, la escogencia de las prendas, los accesorios, las telas, el nombre de la marca y hasta los mismos colores representativos, se convirtieron en un proceso arduo. Para escoger los productos, estas hermanas se remitieron a hacer un análisis de mercado, encontrando las tendencias y los principales gustos de su público objetivo; finalmente decidieron que sus tres líneas serían: pijamas, diversas prendas de ropa y accesorios. Las prendas, tienen un plus especial, ya que además de ser visualmente atractivas y estéticas, son diseñadas y confeccionadas por ellas mismas. Los accesorios, fueron seleccionados cuidadosamente, después de múltiples opciones y cotizaciones que realizaron, con el fin de que todo fuera lo más acorde posible a su idea. Las telas fueron compradas una a una por Daniela, quien, asesorada por su hermana, escogió las de mejor calidad.

Ahora bien, el nombre de la empresa tiene una importante historia detrás. Be and Feel (Sé y siente) posee un trasfondo bastante emotivo e incluso personal para estas emprendedoras. La libertad de ser y sentir al usar las prendas y accesorios es su objetivo principal. La inclusión de cualquier tipo de persona en la que ahora llaman su familia, es esencial.

“Mi hermana es transgénero, y me inspiré en eso para crear el nombre, porque yo soy muy partidaria y apoyo mucho la idea de ser mente abierta, de respetar, de que todos importan. A mí no me interesa que la marca solo promueva lo femenino, a mí me importa que el que quiera se sienta feliz. En las fotos procuro que salgamos personas reales, personas con cuerpos reales, del común. Somos importantes y ya está”

El apoyo a personas de la comunidad LGBTIQ+, un proceso por el que esta familia ha tenido que pasar y el cual no ha sido nada fácil, se convirtió en uno de los puntos principales para nombrar esta microempresa. Además, el hecho de expresar lo variable y hermosa que puede sentirse una persona, por medio de la ropa hizo que “Be and Feel”, se convirtiera en el nombre perfecto para este emprendimiento.

Aunque este proyecto inició hace muy poco, gracias al compromiso y el trabajo continuo de Daniela, su hermana e incluso varios amigos, que no han dudado en apostarle a esta gran idea, Be and Feel, ya cuenta con más de trescientos seguidores, y varias ventas realizadas. Sus clientes han quedado felices con la atención y la calidad de los productos, lo cual ha generado un voz a voz importante para el rápido crecimiento de la marca. La generación de contenido también juega un factor relevante. La publicación seleccionada y previamente planeada, se hace casi todos los días, buscando un enganche directo con el cliente ya sea por la atracción de los productos, o por las maneras en que interactúan con los usuarios.

Be and feel, se encuentra en Instagram como @beandfeelbrand; allí, está disponible toda la información sobre prendas, accesorios y forma de realizar el pedido. Con un comentario en una de las publicaciones, un mensaje directo en Instagram o WhatsApp, las personas podrán tener respuesta de forma inmediata por parte Daniela o Cristina, sobre cualquier duda acerca de los precios, el material, las tallas, e incluso las compras y envíos.

El apoyo a estos pequeños emprendimientos que, a pesar de las dificultades por la pandemia han encontrado la forma de surgir, es importante para resaltar el talento y la pasión de jóvenes como Daniela, que comparten su conocimiento y gusto con las personas a través de un proyecto soñado, que han logrado llevar a la realidad.

Mira aquí la entrevista completa en nuestro programa #ConBerraquera 👇

 

Compartir esta página